Esta es nuestra oportunidad.

¿Cuán exhaustivos fueron los ensayos de la vacuna contra el COVID-19?

por Audrey Stevenson, PhD, MPH, MSN, FNP-BC

Encuestas recientes muestran que algunas de las principales razones por las que las personas dudan en recibir la vacuna es porque A: Creen que los estudios se apresuraron y B: Prefieren esperar hasta que otros la reciban antes de tomar una decisión. “Vaya usted antes de que yo me vaya.” Lo entendemos. Entonces, primero hablemos de los más de 118,000 participantes de la prueba que hicieron precisamente eso.

Comencemos con Pfizer.

Para su vacuna, participaron más de 44,000 voluntarios. La mitad recibió la vacuna y la otra mitad recibió un placebo y a todos se les dijo que siguieran con sus vidas. Durante los estudios, 162 de los 22,000 receptores de placebo estimados contrajeron el coronavirus, mientras que solo 8 de los otros 22,000 receptores de la vacuna dieron positivo por COVID-19. De los 162 infectados, 9 se enfermaron gravemente con síntomas, mientras que solo 1 de los 8 receptores de la vacuna lo hizo. 1 en 22,000 frente a 8 en 22,000. Esto llevó a los resultados de que se descubrió que la vacuna Pfizer tenía una eficacia del 95% para reducir la enfermedad y los síntomas potencialmente mortales. Piense en esas probabilidades de saber que hay 7,600 millones de personas en este planeta y usted es uno de ellos.

Detalles: requiere 2 inyecciones con 21 días entre recibirlas, y deben pasar 14 días después de la segunda inyección para lograr la inmunidad total.

A continuación: Moderna.

Para sus estudios, 30,000 participantes también se sometieron al análisis 1:1 de relación. Del grupo de placebo, 196 contrajeron COVID-19 y 30 casos fueron graves. Solo 11 contrajeron el virus en el grupo de la vacuna y 0 mostraron síntomas graves. Ambos estudios incluyeron participantes de edades entre 18 y 71 años o más y de diversas comunidades que incluyen Hispanos, Latinos, Negros o Afroamericanos, Asiáticoamericanos, Multirraciales y Caucásicos. Nuevamente, estos números indicaron un alto porcentaje de eficacia del 94,1% en la prevención de enfermedades y síntomas de grado hospitalario o muerte.

Detalles: Requiere 2 inyecciones con 28 días entre recibirlas, y deben pasar 14 días después de la segunda inyección para lograr la inmunidad total.

Lo último de Johnson & Johnson.

Con los estudios de J&J, también realizó un análisis de relación con más de 43,700 participantes de varios grupos de edad y etnias. Lo que es diferente es que el 41% de los participantes tenían condiciones preexistentes como obesidad, diabetes tipo 2, hipertensión, VIH y otros problemas inmunológicos. Esto es importante porque los síntomas de COVID-19 pueden empeorar en las personas que tienen estas afecciones de riesgo. Otra diferencia con Johnson & Johnson es que, a diferencia de las vacunas Pfizer y Moderna, que deben mantenerse a temperaturas extremadamente bajas y requieren 2 inyecciones para su efectividad, J&J solo requiere 1 dosis y se puede almacenar de manera segura con una refrigeración más regulada hasta por 3 meses. En cuanto a los resultados, la vacuna brindó un 66% de efectividad en la prevención de síntomas moderados a severos, 28 días después de la vacunación, pero demostró un 85% de protección contra la hospitalización y la muerte después del día 28.

Detalles: 1 vacuna con plena eficacia después de los 28 días.

En cuanto a que los estudios sean “apresurados”…

Los desarrollos y estudios de vacunas típicos en un mundo no pandémico requieren tres cosas principales: recursos, dinero y aprobaciones. Normalmente, las vacunas pueden tardar años en desarrollarse porque a menudo se agotan en la primera y la segunda etapa o pueden quedar en largas filas esperando aprobación de las Administraciones de Alimentos y Medicamentos y agencias gubernamentales similares que tienen otras vacunas y medicamentos en fila que se revisan para su aprobación. Cuando la pandemia empezó, el mundo dejó todo lo demás en espera, los científicos se unieron para trabajar en esta única solución y los gobiernos, las empresas farmacéuticas, los donantes privados y los ciudadanos se unieron para asegurarse de que la financiación no fuera un problema. Entonces, con estas vacunas priorizadas y todos los sectores involucrados con dinero y recursos ilimitados, pudieron desarrollarse más rápido, pero no se omitieron pasos. Simplemente se simplificaron.

Desde el 12 de Febrero de 2021: 46,390,270 personas se han vacunado en los Estados Unidos.


Este sitio contiene datos útiles de los principales médicos y científicos de Utah e información para programar su cita para la vacuna.

Volver al Principio
Skip to content